Ficheros de Morosos ¿Cuándo puedes reclamar por tu inclusión?

Condenada Sierra Capital Management 2012, S.L. por inclusión irregular en un fichero de morosos de los datos de una consumidora.

El Tribunal Supremo considera que esa inclusión constituye una intromisión ilegítima en el derecho al honor de la cliente de Vodafone que no abonó las facturas por disconformidad con las mismas.

El Tribunal Supremo ha declarado en reiteradas sentencias  que uno de los ejes fundamentales de la regulación del tratamiento automatizado de datos personales es el que ha venido en llamarse “principio de calidad de los datos”.

Este principio, y los derechos que de él se derivan para los afectados, son aplicables a todas las modalidades de tratamiento automatizado de datos de carácter personal., pero tienen una especial trascendencia cuando se trata de los llamados “registros de morosos”, esto es, los ficheros de «datos de carácter personal relativos al cumplimiento o incumplimiento de obligaciones dinerarias facilitados por el acreedor o por quien actúe por su cuenta o interés».

En este sentido, el art. 29.4 LOPD establece que «sólo se podrán registrar y ceder los datos de carácter personal que sean determinantes para enjuiciar la solvencia económica de los interesados y que no se refieran, cuando sean adversos, a más de seis años, siempre que respondan con veracidad a la situación actual de aquéllos».

El TS  interpreta el principio de calidad de los datos en el sentido de  que dicho principio no se limita a exigir la veracidad de la deuda sino que además se  precisa la pertinencia de los datos respecto de la finalidad del fichero, es decir que sean determinantes para enjuiciar la solvencia económica de los interesados, entendida como imposibilidad o negativa infundada a pagar la deuda:  “Solo es pertinente la inclusión en estos ficheros de los deudores que no pueden o no quieren injustificadamente pagar sus deudas, pero no aquellos que legítimamente discrepan respecto a su cuantía o existencia.

Sin embargo son muchas las personas de las que se publican datos en los ficheros de morosos. No hay mas que ver las cartas que dirigen las empresas de recobros en las que siempre consta la coletilla de que procederán a inscribir los datos y la deuda en los registros de morosos como una amenaza o bloqueo para que no les concedan créditos, tengan que afianzar al contratar con ciertas compañías, o simplemente se les rechace en la contratación de ciertos productos.

Los registros de morosos no tienen  por finalidad la simple constatación de las deudas, sino la solvencia patrimonial de los afectados. Por ello solo es pertinente la inclusión en estos ficheros de aquellos deudores que no pueden o no quieren, de modo no justificado, pagar sus deudas, pero no aquellos que legítimamente discrepan del acreedor respecto de la existencia y cuantía de la deuda.EDL 2018/26547 174/2018 de 23 marzo 2018.

Si la deuda es objeto de controversia, porque el titular de los datos considera legítimamente que no debe lo que se le reclama, la falta de pago no es indicativa de la insolvencia del afectado. Puede que la deuda resulte finalmente cierta y por tanto pueda considerarse como un dato veraz pero sino es un dato pertinente y proporcionado a la finalidad del fichero automatizado, los datos no deberán inscribirse en el registro para ser publicados.

La inclusión en los registros de morosos no puede constituir una presión ilegítima para que los clientes paguen deudas controvertidas.  

Es pertinente recordar aquí lo que declaró la sentencia del TS  176/2013, de 6 de marzo y que ha sido recogido en varias sentencias posteriores:

«La inclusión en los registros de morosos no puede ser utilizada por las grandes empresas para buscar obtener el cobro de las cantidades que estiman pertinentes, amparándose en el temor al descrédito personal y menoscabo de su prestigio profesional y a la denegación del acceso al sistema crediticio que supone aparecer en un fichero de morosos, evitando con tal práctica los gastos que conllevaría la iniciación del correspondiente procedimiento judicial, muchas veces superior al importe de las deudas que reclaman.

En dicha ocasión como posteriormente ha reiterado, estimó que dicha publicación representaba una intromisión ilegítima en el derecho al honor.

Recientemente el 23 de Marzo de 2018 el TS ha condenado a una conocida compañía de recobros  “Sierra Capital Management 2012 S.L.” en concepto de indemnización por intromisión ilegítima en el derecho al honor.

Este es el resumen de los hechos: Un consumidor firma un contrato de telefonía con Vodafone y detecta varias irregularidades en su facturación. No satisfecho con la actuación de la compañía, el consumidor se da de baja en el servicio.

Vodafone  gira varias facturas para el cobro de penalizaciones, facturas que el consumidor paga solo en parte. Vodafone   cede la deuda a “Sierra Capital Management 2012 S.L.”

Ante el impago parcial de las facturas, la empresa de recobro “Sierra Capital Management 2012 S.L.”incluye al consumidor en un fichero de morosos. Debido a su inclusión en dicho fichero, un banco deniega al consumidor la emisión de una tarjeta de crédito.

El consumidor acude a los tribunales al considerar que la deuda por la que le incluyeron en un fichero de morosos era dudosa y no pacífica. El juzgado de primera instancia estima la demanda y le otorga una indemnización de 10.000 euros.

La empresa de recobro apela la sentencia y la AP considera que el pago parcial de la deuda hace presumir su corrección. Además, el consumidor fue advertido de que en caso de impago sería incluido en el fichero de morosos, por lo que puede considerarse que la actuación de la empresa fue lícita.

El consumidor recurre en casación ante el TS al considerar que la deuda por la que fue incluido en los ficheros de morosos no era veraz y no sabe a qué responde ya que no se ha aportado al proceso el contrato donde se estipulen tales penalizaciones.

El TS recuerda que uno de los ejes fundamentales de la regulación del tratamiento automatizado de datos personales es el principio de la calidad de los datos. Según este principio, los datos deben ser exactos, adecuados, pertinentes y proporcionados al fin con el que se trataron y recogieron.

En el caso de los ficheros de morosos, la deuda debe ser también vencida, exigible, inequívoca e indudable. Si la deuda es objeto de controversia, la falta de pago no es indicativa de la insolvencia del afectado. La finalidad del fichero no es la simple constatación de deudas, sino la solvencia patrimonial de los afectados. Solo es pertinente la inclusión en estos ficheros de los deudores que no pueden o no quieren injustificadamente pagar sus deudas, pero no aquellos que legítimamente discrepan respecto a su cuantía o existencia. La inclusión en los ficheros de morosos no puede ser utilizada, por tanto, como una amenaza por las empresas para obtener el cobro de cantidades ante el miedo al descrédito personal o de acceso al sistema crediticio.

En conclusión, el TS ha anulado la sentencia de la AP y confirmado la de primera instancia, condenando a la empresa al pago de 10.000 euros de indemnización.

Se han publicado tus datos en un fichero de morosos de forma irregular?

Sufres el acoso telefónico de compañías de recobros?

Puedes telefonear a nuestro despacho y consultar los derechos y acciones que te asisten.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar